¿Cómo se cuida a un Chihuahua?

¿Cómo se cuida a un Chihuahua?

Cariñosos, juguetones y también traviesos… Los Chihuahuas se han convertido en una de las razas más populares del mundo.

Es el perro más pequeño del mundo, pero esto lejos de ser un problema, es realmente una virtud. Si hay una mascota que sea cómoda en todos los aspectos, ese es el chihuahua. Su pequeño tamaño hace que se adapte a todo tipo de espacios sin problemas.

Eso sí, tiene un carácter inquieto que puede traer más de un enojo con él. Sin embargo, su forma cariñosa y protectora de ser, hará que te pienses dos veces cualquier regaño. No hay que dejarse llevar por su pequeño aspecto. Pueden tener la actitud y valentía que incluso le cuesta a otras razas más grandes.

Por momentos parece que tienen valentía en exceso para reclamar lo que es suyo. El Chihuahua es muy territorial y por lo tanto defenderá su espacio. Además, no es una raza que se lleve muy bien con los extraños. Cuando ve a un desconocido, no parará de ladrar hasta que se sienta en confianza.

Como todos los perros, el Chihuahua requiere de un cuidado importante. Sin embargo, este no es tan diferente al de los demás ni especial. Sigue estos consejos para asegurarle una vida saludable a nuestro travieso animalito.

Carácter y adiestramiento

Como mencionamos anteriormente, los chihuahua se caracterizan por ser dominantes sino también por reclamar atención. El cariño es esencial pero en exceso, traerá como consecuencia que el perrito se sienta como el amo y dueño no solo de su espacio, sino de toda la casa. Así que no debe faltar el carácter.

Requiere un poco de paciencia al momento de adiestrarlos porque suelen ser perros tercos que defienden su independencia. Pero, una vez que hayas podido enseñarle cosas, puede ser muy obediente y respetar las normas.

En cuanto a la actividad física, no es recomendable someterlo a mucho tiempo corriendo o en el parque, aunque sí que es importante sacarlo regularmente para que se distraiga. Sus huesitos y articulaciones son débiles, por lo tanto, son perros muy propensos a lesiones, sobre todo en las rodillas. Debes evitar que salten de aquí para allá por toda la casa.

Alimentación

No varía mucho en comparación con otras razas. Sin embargo, debe haber especial atención con las porciones que se le sirvan.

El Chihuahua es perro que por su tamaño y contextura, no necesita comer tanto. Alimentarlos en exceso puede traerles problemas de obesidad y también en sus articulaciones, las cuales tendrán dificultades para soportar el peso.

La alimentación debe estar orientada a una que le aporte calcio y grasa al organismo, sobre todo cuando están en su etapa de cachorro. Mientras vaya creciendo, la dieta irá cambiando no sólo en el alimento en sí sino en las cantidades. Ya cuando sea adulto mayor de 7 años, tenderá a bajar su actividad física y por lo tanto la comida que se le administre, también.

Lo ideal es acompañar su alimentación con la actividad física (que no sea en exceso) para que nuestro perrito crezca de la manera más saludable y fuerte posible.

Pelaje

Es una raza a la no le abunda pelo y ante eso conviene seguir algunas recomendaciones tales como evitar que se encuentre en lugares con temperaturas muy bajas. El Chihuahua y el frío no se llevan muy bien. En esos casos, es conveniente abrigarlos para que mantengan una temperatura estable.

En los baños no se requieren productos especiales, sin embargo, hay que evitar bañarlos con agua muy fría por lo mencionado anteriormente. Lo mejor es asearlos con agua a temperatura ambiente.

El Chihuahua es una raza hermosa que estamos seguros te dará enormes alegría. Tiene un período de vida de más de 12 años, así que si sigues las recomendaciones y le garantizas un día a día saludable, estará contigo mucho tiempo.

Deja un comentario